Los niños del Auxilio Social.


Un libro cargado de emotividad, que incluye testimonios reales y es fruto de una exhaustiva labor de investigación.

Pocos meses después de estallar la Guerra Civil, Mercedes Sanz Bachiller, la joven viuda del falangista Onésimo Redondo, junto a su camarada y amigo Javier Martínez de Bedoya, sentaron las bases de una organización asistencial que se convertía poco después en una de las señas de identidad del régimen de Franco.

Comedores infantiles, comedores para adultos, cocinas de hermandad, atención a refugiados, casas de la madre, colonias de reposo y repartos en frío fueron las realizaciones más visibles y emblemáticas de este ambicioso proyecto asistencial que acabaría centrándose en el cuidado de la infancia desvalida, con la red de hogares infantiles y escolares del Auxilio Social.

A partir de 1939 los “hijos de rojo” convivieron con los “hijos de la miseria”. La afluencia de niños a los hogares del Auxilio Social es una evidencia de que tanto la represión como la autarquía generaron nuevas formas de exclusión social.

Y esta, a su vez, dio consistencia a esa compleja relación entre vencedores y vencidos que se estableció entre los españoles al término de la Guerra Civil. El objetivo era crear ciudadanos de la “Nueva España” y desterrar, de paso, las innovaciones en materia pedagógica que había traído la tradición liberal republicana.
Y si el fin era la regeneración de los más pequeños, los instrumentos para conseguirlo eran la disciplina y la religión católica.

El libro recoge el testimonio de algunos de aquellos Niños del Auxilio Social. Es una historia basada en las experiencias y en los recuerdos de quienes pasaron por la red de hogares durante la posguerra española.

DE CENARRO, ANGELA



fUENTE:

http://www.loquesomos.org/joom/

1 comentarios:

marisa dijo...

Pobres niños, pobre España, cuánto horror...Un beso

GUERRAS OLVIDADAS